• Dom. Jul 21st, 2024

Una alimentación equilibrada mantendrá sanos todos los órganos del cuerpo.

La presión arterial es la fuerza que hace la sangre al empujarse contra las paredes de las arterias, y tiende a aumentar, afectando la salud de las personas, explica Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Además, Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, indicó que los factores de riesgo que pueden causar presión arterial alta, son:

– Edad: hasta aproximadamente los 64 años, la presión arterial alta es más frecuente en los hombres, mientras que las mujeres tienen más probabilidades de desarrollar este padecimiento después de los 65 años.
– Raza. la presión arterial alta es particularmente común en las personas de piel negra.
– Antecedentes familiares. se tiene mayor posibilidad de desarrollar presión arterial alta si el padre, la madre o algún hermano presenta esta afección.
– Falta de ejercicio. no hacer ejercicio puede causar un aumento de peso.
– Obesidad o sobrepeso.
– Consumo de tabaco o vapeo.
– Demasiada sal.
– Niveles bajos de potasio. El potasio ayuda a equilibrar la cantidad de sal en las células del cuerpo.
– Consumo excesivo de alcohol.

La presión arterial es muy importante para mantener la salud del organismo.

Ahora bien, si el médico detecta hipertensión es importante tener cambios en los hábitos e incluir jugos naturales que ayuden a controlar la presión arterial y a mejorar la circulación de la sangre, como el de arándanos, gracias a sus propiedades antioxidantes .

De hecho, el portal portugués de salud, nutrición y bienestar, Tua Saúde, reveló que “los arándanos son ricos en compuestos antioxidantes, como los polifenoles, y fibras, los cuales ayudan a reducir los niveles de colesterol LDL, llamado “malo” y triglicéridos en la sangre, reduciendo el riesgo de enfermedades cardiovasculares, como aterosclerosis e infarto de miocardio”.

Arándanos: Estas son su propiedades antioxidantes y antibacterianas

Así las cosas, para obtener los beneficios hay que licuar una taza de arándanos azules; una taza de agua; unas hojas de menta, y unas gotas de limón. Después cuando se consiga una mezcla homogénea, se consume, y preferiblemente en ayunas, pero esta bebida debe ser parte de una dieta saludable que incluya al menos 400 g (o sea, cinco porciones) de frutas y hortalizas al día; menos del 10 % de la ingesta calórica total debe ser de azúcares libres, menos del 30 % de la ingesta calórica diaria debe proceder de grasas y se deben consumir menos de cinco gramos de sal (aproximadamente una cucharadita) al día y la sal debería ser yodada.

Adicional, para obtener los beneficios hay que hacer ejercicio, y mínimo se deben realizar 30 minutos diarios de alguna actividad física.

Entre los ejercicios aeróbicos que pueden reducir la presión arterial se incluyen: caminar, trotar, andar en bicicleta, nadar o bailar. Otra opción es el entrenamiento por intervalos de alta intensidad. En este tipo de entrenamiento se alternan períodos breves de actividad intensa con períodos de actividad más ligera. Asimismo, el fortalecimiento muscular también puede ayudar a reducir la presión arterial.

De todos modos, la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica y por ello, lo primero que hay que hacer es consultar a un experto de la salud.

Fuente : Semana , Johan López

About Author

Por Franssy

Productor Multimedia, Productor y Editor Jefe de La Desepchada Tv.